Pacientes de tuberculosis: los otros vulnerables de la pandemia