La OMS y sus asociados hacen un llamamiento urgente para que se invierta en el personal de enfermería